Inicio

Tú eres muy importante

A los ojos del Padre, eres una persona muy valiosa y con enorme potencial. Él te ama incondicionalmente y la prueba de su amor es que dio a su único Hijo como regalo salvador. No importa cuál haya sido tu pasado, o que circunstancias estés enfrentando hoy; en Jesús está la respuesta a tu vida y el camino a tu transformación.

Jesucristo mismo nos lo dice en Juan 14:6. Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Jesús dio su vida por ti en la cruz, derramó su sangre para pagar por tus pecados y salvarte del juicio eterno. Y una vez que lo hizo, resucitó de los muertos para darte vida eterna y la seguridad sobre tus enemigos.

Tú puedes invitarlo a tu corazón para hacerlo tu Salvador y Señor personal. Él mismo te llevará al Padre para hacerte su hij@ y enviará el Espíritu Santo a morar en tí, para guiarte a lo largo de tu vida nueva, por medio de su palabra.

1. Acepta

Recibe a Jesucrito como tu Señor y Salvador.

Haz la oración »

2. Siembra

Lee la Palabra de Dios y reúnete con gente que Lo ama.

Reuniones »

3. Crece

Conecta de manera personal junto a gente como tú.

Casas de Vida »